Comercio nuevas tecnologías » Hackers » Noticias de última hora » Seguridad informática

El virus informático Flame tiene el mismo origen que el virus Stuxnet

junio 20, 2012

La guerra virtual es cada vez más activa en todo internet. Se ha pasado de la antigua Guerra fría a la actual Guerra Virtual en la que unos estados invaden a otros no con bombas nucleares, sino a través de la red informática. Y así ha sido en el caso de EE.UU e Israel en su lucha contra el plan nuclear desarrollado por el propio Gobierno de Irán.

¿Y cómo se ha manifestado esta nueva lucha en la red? Pues a través de los virus informáticos, en este caso, mediante la invasión del virus informático Flame que se ha mantenido muy activo en la red en estas últimas semanas. Flame ha sido el último virus informático que según un informe de la compañía Kaspersky Lab se ha expandido por la red de diversos países, extrayendo información vulnerable a los gobiernos afectados, en este caso a Irán y otros países del Medio Oriente.

Según el estudio de Kaspersky Lab, el virus informático Flame comparte parte de su código con otro virus informático conocido como Stuxnet, el cual ha tenido el privilegio de ser virus informático más peligroso que ha invadido la red hasta nuestros días. Pero la verdad es que las cosas han ido más allá, por lo menos en materia de investigación.

Como revelara el diario The Washington Post, virus informático Flame surgió del mismo laboratorio en el que programó Stuxnet; por lo que de ser cierta esta afirmación, Flame parte del mismo concepto que se tuvo cuando se desarrolló el virus informático Stuxnet: frenar el avance del programa nuclear de la República de Irán.

Por lo tanto, Stuxnet y Flame parten de una misma raíz ideológica y quizá de un mismo laboratorio, ambos tienen un código común. Uno y otro virus informático pudieran formar parte del programa oculto Olympic Games (Juegos Olímpicos) que se desarrolló en el año 2005. Siguiendo la lógica de esta evolución, Stuxnet fue el primer virus informático que se distribuyó bajo este concepto invasor, el cual fue detectado cuando atacó las plantas de enriquecimiento de uranio en Irán.

Tiempo más tarde, éste mismo virus informático Stuxnet fue captado por otras entidades de la red, quizás por algunos hackers especializados en este tema, y se distribuyó más allá de los ámbitos en los que originalmente se había pensado, yéndose de las manos al propio Gobierno de EE.UU y convirtiéndose en una de las mayores amenazas virtuales que haya invadido la red en estos últimos años.

Al parecer, una vez que se superara este susto generado por el descontrol del virus informático Stuxnet, apareció en escena una segunda versión del mismo, esta vez llamada Flame, y su modo de distribución estuvo asociado a una supuesta actualización del sistema operativo Windows. El virus informático Flame fue liberado hace ya unos años pero su detección se pudo hacer evidente por estos días, por lo que el mismo ha podido estar actuando en la sombra sin apenas haber sido detectado por cualquier sistema de seguridad informática o antivirus correspondiente.

El virus informático Flame salió a la luz pública una vez que se conocieran los últimos ataques virtuales que se llevaran a cabo contra países como Irán, Sudán, Siria, Arabia Saudita y Egipto, entre otros. Según la nota del Washington Post, este virus informático Flame fue liberado de manera unilateral por parte del Gobierno de Israel sin que existiera, por lo menos de manera formal, un aviso previo al propio Gobierno de EE.UU.

En la actualidad, virus informático Flame tiene la capacidad de infiltrarse dentro del sistema operativo de un ordenador y registrar toda la actividad que se realice en dicho equipo; grabando por ejemplo los golpes del teclado (con lo que se logra descifrar todo lo que se escribe al día en dicho ordenador), copiando pantallazos de las ventanas abiertas y llegando incluso a activar la cámara webcam y el propio micrófono en el caso de que el ordenador los tenga.

En fin, que el virus informático Flame, al igual que Stuxnet, constituyen una especie de malware creado por los gobiernos de EE.UU e Israel (según el Post) con la única intención de espiar a sus oponentes globales y, una vez liberados y descontrolados, llegaron a manos de hackers y se han convertido en la principal amenaza del usuario de internet común.

Mis consejos, una vez más: no abran archivos de dudosa procedencia, no descarguen contenido de cualquier página web sin haber verificado antes su nivel de seguridad y, lo más importante, hay que mantener actualizado el sistema operativo y el antivirus instalado en el ordenador, tablets o smartphone.

Y recuerden, también estamos en Twitter con más información: @dtecncom.

Enhanced by Zemanta

By