¿Cuánto afecta el uso de los teléfonos móviles al cerebro de los niños?

¿Cuánto podría afectar el uso de los teléfonos móviles al cerebro de los niños y adolescentes? La verdad es que hasta ahora no existen evidencias científicas o estudios concretos que puedan demostrar en qué medida este hábito del uso de la telefonía móvil podría causar daños al cerebro de los menores; sin embargo, un equipo de científicos del Reino Unido han abierto un programa de investigación, el cual intentará ofrecer una respuesta a esta pregunta, pero con una base científica contrastada.

Como bien se ha podido conocer, este estudio se convertirá en el mayor análisis del campo académico que indagará sobre los posibles efectos negativos que tienen los teléfonos móviles en el cerebro de los menores.

En un anuncio oficial, las autoridades inglesas han confirmado que esta investigación será supervisada por el Ministerio de Sanidad, y para ejecutar la misma se podrá contar con financiación privada y pública.

Para aplicar su análisis, los investigadores podrán contactar con unos 2.500 alumnos de 11 a 14 años pertenecientes a 16 institutos londinenses, los cuales serán sometidos a varias pruebas que intentarán determinar en qué medida el uso de los teléfonos móviles podría afectar el desarrollo de su cerebro, tratando de determinar además el tipo de cambios que se producen en los mismos.

Con el nombre de Estudio de Cognición, Adolescentes y Teléfonos Móviles (Scamp), este estudio incluirá a expertos del Instituto de Neurociencia Cognitiva del University College London, y los mismos tratarán de determinar cómo el uso de dispositivos móviles podría afectar el funcionamiento de la memoria y la atención entre los adolescentes.

Al parecer, este estudio tendrá un seguimiento a largo plazo, ya que se contempla una entrevista a menores de edad comprendida entre los 11 y los 12 años, los cuales se seguirán en su evolución hasta diagnosticar su estado de evolución cerebral una vez que hayan cumplido los 14 años.

«Este estudio tiene dos aspectos valiosos: intenta calcular la exposición de los niños a los campos de radiofrecuencia de la forma más precisa posible y utiliza un conjunto de pruebas cuidadosamente diseñadas para medir las funciones cognitivas clave que se desarrollan en la adolescencia», dijo Patrick Haggard, presidente del comité organizador de Scamp y subdirector del Instituto de Neurociencia Cognitiva.

Según los cálculos más conservadores en el Reino Unido, cerca del 70 por ciento de los menores, con edades comprendidas entre 11 y 12 años, tienen un teléfono móvil, mientras que entre los menores de 14 años en adelante, cerca del 90 por ciento hacen uso de estos terminales móviles.

Deja una respuesta