Comercio nuevas tecnologías » Noticias de última hora » Software

RIM deberá cambiar el nombre de su nuevo sistema operativo

diciembre 8, 2011

RIM BlackBerry 10

Las malas noticias no dejan de llegar a la compañía Research In Motion, RIM, productora de las famosas BlackBerrys. Resulta que no sólo sus tablets BlackBerry PlayBook se han estancado en el mercado y apenas se venden; ahora, para colmo de males, tienen que cumplir con una orden judicial que les obligará a cambiar el nombre de su nuevo sistema operativo.

Después de haber mantenido una larga disputa con una pequeña compañía proveedora de software de Nuevo México, se ha dictaminado judicialmente que RIM no podrá utilizar el nombre de BBX en el nuevo sistema operativo que tiene pensado presentar dentro de poco al mercado de nuevas tecnologías.

El Juez de Distrito William P Johnson, Albuquerque, ha dictaminado en su fallo una orden de restricción temporal, de alcance internacional, que le prohíbe a RIM utilizar la marca BBX para nombrar su nuevo sistema operativo: “la marca de BBX es idéntica a la marca de RIM que supuestamente utiliza para presentar su producto de BBX”.

De momento la compañía no ha querido hacer declaraciones al respecto, por ahora sólo se ha limitado a dejar un mensaje en Twitter en el que dicen que el nombre de su sistema operativo: “BlackBerry 10 es el nombre oficial de la plataforma de próxima generación que impulsará futuros smartphones BlackBerry!”

El nombre de BBX fue utilizado por los desarrolladores de RIM  en una conferencia que dieran en Singapur esta semana; esta plataforma combina elementos del sistema operativo BlackBerry con elementos de la próxima generación del software QNX. La idea es la de crear un sistema operativo lo suficientemente robusto y eficiente que pueda competir con los actuales sistemas operativos de Apple (iOS) y Google (Android). No obstante, todo parece indicar que los primeros pasos de su  BlackBerry 10 (antiguo BBX) no han comenzado con muy buen pie, por lo menos en materia de nombres de marca y marketing.

.

By