Hackers » Noticias de última hora » Seguridad informática » Trucos de softwares

¿Sabes cómo proteger tu cuenta de usuario en Twitter?

Abril 29, 2013

¿Sabes cómo proteger tu cuenta de usuario en Twitter?

En más de una oportunidad muchas cuentas de usuarios de la red social Twitter.com se han visto hackeadas y, para sorpresa de sus propietarios, se han publicado comentarios o noticias que han sorprendido a propios y ajenos.

Aún queda en nuestras cabezas el último gran suceso que conmocionó esta red social: ¿se acuerdan del hackeo de la cuenta de Twitter de la agencia de prensa Associated Press? El supuesto anuncio de un atentado en la Casa Blanca hizo estremecer las bolsas en Wall Street por unos minutos, hasta que se descubrió que lo dicho era incierto y todo volvió a la normalidad.

¿Qué les quiero decir con esto? Que nadie está exento del peligro de ver un día que su cuenta ha sido hackeada y, en su nombre, se han publicado comentarios que a veces no resultan del todo agradables. Entonces, ¿qué hacer al respecto?

Lo principal es evitar el hackeo, tratar de que nuestras cuentas en la red social Twitter no sean de acceso fácil para terceros, por lo que se deberán tomar ciertas medidas, algunos de simple sentido común, que dificulten el acceso a cualquier intruso.

A continuación les voy a ofrecer una serie de consejos, promovidos por los expertos de seguridad informática, que pondrían a buen recaudo nuestras cuentas en Twitter, disminuyendo notablemente el riesgo de ser atracados, virtualmente hablando.

Pues bien, comencemos por lo más elemental, las contraseñas. La contraseña de usuario de Twitter, al igual que cualquier otra cuenta de usuario en internet, ha de resultar ser la llave de acceso para el interior de nuestros servicios online.

En más de una oportunidad les he hablado de la necesidad de tener una contraseña segura, que no repita el nombre de algún ser querido, humano o animal, que tenga como mínimo 8 o 10 caracteres (si tienen más mejor) y que se alternen letras con símbolos y números. Un detalle importante es el hecho de no compartir la contraseña con terceros y mucho menos, dársela a alguien por correo electrónico: la mayoría de los casos, por no decir su totalidad, resultan ser correos engañosos (spam, phishing) que buscan robar nuestros datos personales.

Demás está decir que cuando escribimos la contraseña, debemos intentar que ésta no sea vista, y mucho menos dejarla escrita en algún lugar de nuestro lugar de trabajo o estudio. Importante, no escribir la misma contraseña para varias cuentas de internet, resulta obvio: si te roban la clave de una cuenta, el resto de las cuentas (Facebook.com, Yahoo.com, Google.es, etc.) quedan al descubierto.

Por último, y esto casi nadie lo hace, lo más recomendable es cambiar de contraseña cada cierto tiempo, esto haría que en el caso de que nos las hayan robado, y no nos hayamos dado cuenta, dejaría sin poder acceder a la cuenta a esta tercera persona una vez que hayamos actualizado la contraseña.

Segundo, mucho cuidado con las instalaciones de aplicaciones de terceros que se conecten a nuestras cuentas de usuario en Twitter. Muchas veces entramos en algunas páginas webs que nos piden el identificarnos con nuestras cuentas de Twitter o Facebook, no lo recomiendo, no aconsejo que se vincule esa web a la cuenta personal de Twitter (o Facebook).

Existen aplicaciones de terceros que se han creado con el único fin de robar información personal de los usuarios (nombre y contraseña). Una vez que el usuario las vincula a su cuenta personal corre el riesgo de que dicha información sea sustraída. En el caso de que tengas dudas acerca de las aplicaciones asociadas a tu cuenta de Twitter, puede ir al menú Configuración, luego hacer clic en Aplicaciones y verás las apps que están asociadas a tu cuenta: no todo está perdido, puedes desentenderte de ellas haciendo clic donde dice Recovar Acceso.

Tercero, como bien les había comentado anteriormente, existe un método de engaño llamado phishing, el cual consiste en el envío de correos electrónicos falsos que al hacer clic en alguno de sus enlaces, nos envían hacia una página web fraudulenta, en ellas se nos pide nombre de usuario y contraseñas. No revelarla nunca por internet. Cuidado con ello. Lo mismo ocurre con mensajes internos de Twitter, a veces llegan con invitaciones a visitar web en las que no aparece la URL (dirección web) completa.

Muy importante: los administradores de Twitter nunca, recuerden, nunca, les van a pedir que les envíen sus nombres de usuarios y/o contraseñas. No caigan en esa trampa, que es muy vieja.

Cuarto, hay que tener siempre actualizado el software del equipo, ya sea Windows, Android u otro sistema operativo. Lo mismo ocurre con los softwares antivirus, incluidos los de la telefonía móvil o las tablets. Hay que actualizar siempre el sistema operativo. Eso evita muchos peligros asociados a agujeros de seguridad que pueden presentar las versiones no actualizadas. Lo mismo aconsejo para las aplicaciones, fundamentalmente las del teléfono móvil.

Para finalizar, un último consejo: acuérdense de cerrar siempre la sesión de usuario en caso de que se utilice otro ordenador que no sea el personal, y si se está en algún lugar público, con acceso a una red pública, fundamentalmente Wi-Fi, no es recomendable conectarse a un servicio en el que haya que escribir el nombre de usuario y contraseña. Estos datos muchas veces pueden estar descifrados y se pueden obtener fácilmente con otro dispositivo.

Recuerden, cualquier medida que se tome en nuestra seguridad, nunca está de más.

.

.

By