Internet » Telecomunicaciones

EE.UU. aprueba plan que acaba con la neutralidad de la red

mayo 15, 2014

Federal Communications Commission

Las grandes compañías de telecomunicaciones en EE.UU., como Verizon Communications Inc. y AT&T Inc., pueden estar celebrando una victoria parcial con la nueva aprobación de la propuesta de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), la cual podría poner fin al uso libre e indiscriminado de internet, conocido como la “neutralidad en la red”.

Hasta ahora, las grandes perdedoras serán las empresas tecnológicas. Pero no las grandes compañías como Google Inc., Yahoo! Inc. o Microsoft Corp., sino las pequeñas y medianas empresas que comercialicen sus productos en internet, además de los propios usuarios que, de hacerse realidad esta idea que se ha aprobado hoy, terminarán pagando un precio mayor por disfrutar de sus servicios en internet.

De momento se ha aprobado la propuesta en sí, no siendo aún el mecanismo regulador del comercio de internet de manera definitiva. A partir de ahora queda abierto un debate nacional, en el que las empresas de telecomunicaciones, y sus respectivos grupos de presión, intentarán llevar adelante su proyecto enfrentándose, de este modo, a las asociaciones de consumidores y a las empresas tecnológicas.

El nuevo escenario de un internet regulado por el dinero obligaría a las grandes compañías generadoras de contenidos online, como el portal de vídeos YouTube.com, gestionado por Google, o el servicio de vídeos en streaming Netflix (Netflix Inc.), a pagarles a las empresas de telecomunicaciones por poder utilizar sus redes de cableado físico con un servicio de mayor velocidad.

Pero, ¿quiénes serán al final los que pagarán por estos servicios? Evidentemente, serán los usuarios que una vez que deseen consumir contenidos de calidad, fundamentalmente vídeos y música, terminarán haciéndose de una cuenta Premium impuesta, por la que tendrán que pagar una cuota mensual.

El debate nacional ha comenzado su cuenta atrás, ahora nos queda por ver cómo se comportan uno u otro grupo de presión. Según se ha podido conocer, aunque la FCC es una entidad independiente del Gobierno estadounidense, el presidente Barack Obama se ha mostrado contrario a la imposición de este nuevo escenario de un internet que se podría mover a dos velocidades.

Esperemos a ver cómo acaba todo, y lo más peligroso, cómo podría servir de antecedente para un cambio legislativo en Europa que termine afectando a los consumidores.

By