Hackers » Informática » Internet » Telecomunicaciones » Últimas noticias

La gran hipocresía del espionaje online

julio 7, 2015

Hacking Team

Cuando Edward Snowden hizo público sus archivos sobre espionaje online, fueron muchos los estados europeos los que se mostraron ofendidos, ahora con el robo de información a la empresa Hacking Team, miran al otro lado y prefieren callar.

Cuando Edward Snowden hizo pública la información que disponía sobre las labores de espionaje online de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EE.UU., muchos estados europeos se mostraron más que ofendidos por la manera en que se había expiado no sólo a los ciudadanos estadounidenses, sino también a los ciudadanos europeos y a algunas agencias gubernamentales, y jefes de estado.

Sin embargo, cada día queda más que evidenciada la hipocresía de los Gobiernos de Europa sobre este tema de espionaje online, los cuales dicen defender los derechos de la privacidad de sus ciudadanos, cuando en realidad recurren a las mismas prácticas de las agencias de espionaje estadounidense para espiar a los usuarios de Internet dentro de sus propias fronteras.

Para darle un mayor matiz a este debate, ahora resulta que ha sido hackeada la empresa italiana Hacking Team, quedando de este modo demostrado que han sido diversos los gobiernos que han utilizado estos tipos de softwares espías, fundamentalmente su malware Remote Control System (RCS), para conocer todas las actividades de los usuarios espiados en Internet.

En el caso particular de España, se ha podido conocer que los especialistas en espionaje online del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y de la Policía Nacional han hecho uso de estos malwares, esta vez con la justificación expresa de que se lucha contra el terrorismo y la ciberdelincuencia; pero lo cierto es que ha quedado diluida la frontera entre estas investigaciones antiterroristas y el espionaje al ciudadano común.

Según los informes filtrados, el uso de este malware espía RCS en el espionaje online le permite a sus técnicos poder acceder a la información almacenada en los teléfonos móviles y los ordenadores intervenidos, además de controlar las comunicaciones ordinarias que se realizan entre los usuarios de Internet a través de servicios de mensajería electrónica como los correos, WhatsApp o Skype.

Tal y como ha quedado publicado en Internet, los documentos robados a esta empresa italiana de espionaje online, que llegan a la suma de unos 400 GB de datos, informan de las facturas que muchos organismos y agencias gubernamentales han pagado a Hacking Team, evidenciándose además la vigencia de un programa de colaboración entre esta empresa de espionaje y el CNI en España.

¿Darán alguna explicación las autoridades españolas? Lo dudo, a pesar de que representantes del CNI han informado a redactores de la web Gizmodo en Español que su contrato se basa en lo establecido por la ley de contratación pública (Ley 11/2002), y que si tienen que dar alguna explicación la darán, lo cierto es que si se toma en consideración los precedentes de este hecho, muy poco será lo que se diga y que se esclarezca de esta actividad de espionaje online.

No obstante a ello, una cosa sí que ha quedado más que clara: todos los gobiernos que se autoproclaman democráticos, y que tanto critican a las autoridades chinas, e incluso de EE.UU., realizan las mismas operaciones de espionaje online a sus ciudadanos, ocultando en la medida de lo posible sus actividades, y mostrando ante la opinión pública su gran hipocresía al criticar a otros cuando son los que quedan al descubierto.

La verdad es que Barack Obama lo tuvo en la punta de la lengua, cuando se le criticó duramente por las revelaciones de Snowden, poco le falto para decir públicamente: qué me están contando, si ustedes lo hacen igual. Venga, será mejor que nos callemos todos.

Y ahora, ¿quién dice algo sobre este nuevo escándalo de espionaje online?

By