Comercio nuevas tecnologías » Hackers » Noticias de última hora » Seguridad informática

¿Ha comenzado ya la guerra cibernética entre China y EE.UU.?

Febrero 22, 2013

Guerra cibernetica entre China y Estados Unidos

Quizás el conflicto no sea en un campo de batalla convencional, como los últimos enfrentamientos bélicos en los que se han visto envueltas las tropas de los EE.UU., pero todo parece indicar que la nueva era bélica entre las grandes potencias no será con el lanzamiento de misiles, como sí pudo haber ocurrido con la antigua URSS, sino con el lanzamiento de ataques virtuales, el espionaje cibernético y el control por la información online.

En estas últimas semanas, el clima entre los representantes de los gobiernos de China y EE.UU. ha estado algo subido de tono, después de que la Casa Blanca acusara a los hackers chinos, presuntamente provenientes de unidades militares, de haber atacado en estos últimos años a organismos e instituciones gubernamentales estadounidenses, además de compañías privadas, entre las que se destacan Google Inc., Facebook Inc. y el diario The New York Times, entre otras.

 Y al parecer, el Gobierno de EE.UU. se ha tomado muy en serio estos ataques informáticos y su lugar de procedencia. Como bien ha declarado el Secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, estos ataques cibernéticos les recuerdan el ataque japonés al puerto de Pearl Harbor, en 1941, el cual provocó la entrada de este país a la guerra en desarrollo. Según reportan las investigaciones realizadas, tanto por instituciones del Gobierno como por otras entidades privadas, la fuente de estos ataques informáticos procede de servidores instalados en territorio chino.

En opinión del diario The Washington Post, la cantidad de información y datos robada por los hackers chinos ha sido tanta, que sus propios autores se podrían ver con problemas técnicos para procesarla, haciendo énfasis en la idea de que a día de hoy es casi imposible disponer de una red segura con información que pudiera clasificarse de secreta.

El pasado miércoles, los máximos responsables del actual Gobierno de Barack Obama anunciaron una serie de medidas con la intención de endurecer el sistema de protección de datos secretos, tanto de instituciones estatales como privadas, ya que sus continuos robos le han costado a la economía del país cerca de 300.000 millones de dólares.

Ante una situación tan alarmante, y reiterativa en estos últimos meses, la Casa Blanca ha decidido tomar la iniciativa y mejorar su sistema de vigilancia y prevención en el tema de los ataques informáticos y el robo de datos, intentando de este modo ofrecerles un escudo de seguridad a las grandes compañías afectadas que al parecer se encuentran indefensas ante lo que consideran ataques informáticos coordinados desde una nación extranjera.

¿Y cuál es el nuevo escenario que se presenta con estas medidas anunciadas? Pues que a partir de ahora las compañías serán más transparentes en cuanto al robo de información se refiere, ya que era muy habitual en el pasado que una compañía sufriera un ataque informático de este tipo, con robos de datos incluidos, y no ofreciera ningún tipo de información por temor a perder cierta credibilidad ante sus clientes y la competencia.

Al parecer, esta tendencia al silencio va camino de ser historia, por lo menos dentro de las grandes compañías estadounidenses, quizá las revelaciones de los grandes buques de internet, Google, Facebook y demás, han permitido asumir ciertas responsabilidades e incluso le han llegado a pedir ayuda al Gobierno de EE.UU.

Ante tales exigencias, de carácter evidentemente económicas, la administración de la Obama ha decidido tomar cartas en el asunto, lanzando un ambicioso plan que pasa por establecer un mecanismo centra de coordinación de esfuerzos públicos y privados; además de lanzar una ofensiva internacional, dirigida fundamentalmente hacia el Gobierno chino, con la intención de llegar a acuerdos conjuntos en materia de seguridad informática.

¿Y cuál ha sido hasta ahora la respuesta China? Pues la de rechazar tales acusaciones, según un portavoz del Gobierno, las fuerzas armadas de su país nunca han apoyado las actividades de los hackers y mucho menos los ataques contra portales webs de empresas estadounidenses.

En opinión del responsable del Ministerio de Exteriores chino, Hong Lei, estas acusaciones son “irresponsables y poso profesionales, las cuales no ayudan a resolver el problema”. Lei sostiene en sus afirmaciones que China se opone “firmemente a estos ataques cibernéticos, y ha establecido leyes y reglamentos que pretenden acabar con la piratería online”.

Por último, este funcionario sostuvo en sus declaraciones de más bien China ha sido una de las principales víctimas de los ataques cibernéticos, los cuales en su mayoría tienen su procedencia desde territorio de EE.UU.

Evidentemente estamos en la antesala de lo que será el nuevo escenario bélico del siglo XXI, donde estas dos potencias, además de nuevas naciones que se incorporen, lucharán por mantener el control de la seguridad de internet, un nuevo campo de batalla que pudiera afectarnos a nosotros los usuarios corrientes, ¿no lo crees así?

¿Qué opinión tienes al respecto? De querer expresarte, déjanos tus comentarios que nuestra comunidad te lo agradecerá.

.

.

By