Comercio nuevas tecnologías » Internet » Noticias de última hora

Google tiene que cambiar su política en Europa

Mayo 22, 2012

Google

La compañía norteamericana Google Inc. está obligada a cambiar su política empresarial en territorio europeo si no quiere pagar una multa que equivaldría al 10 por ciento de sus ganancias. Este ultimátum se le ha informado a Eric Schmidt, el presidente de Google Inc., a través de un mensaje directo enviado por Joaquín Almunia, comisario de Competencia de la Unión Europea.

En la actualidad, el buscador Google.com domina más del 90 por ciento del mercado europeo de contenido en internet; sin embargo, si desea continuar manteniendo esta posición ventajosa deberá  modificar radicalmente su estrategia al uso y de este modo intentar acallar las críticas de varias empresas que afirman sentirse afectadas por la competencia desleal de esta compañía.

Por tanto, Google Inc. deberá modificar su política europea o tendrá que enfrentarse a un proceso judicial en el que podría ser multada con el 10 por ciento de sus ganancias locales, las cuales el año pasado alcanzaron los 38.000 millones de dólares, unos 29.700 millones de euros.

En el caso particular europeo, a la compañía Google Inc. se le abrió una investigación hace ya un año y medio, motivado por las acusaciones de varias compañías (entre las que se encuentra Microsoft Corporation) en las que se alegan perjuicios por las prácticas, casi monopólicas, por parte de Google.com.

Una vez revisados los argumentos de las empresas denunciantes, y visto que realmente aparecen indicios de tales prácticas, el comisario de Competencia europeo Joaquín Almunia ha decidido intervenir en el asunto y apoyar a las empresas que reclaman un mejor trato por parte de la compañía de Mountain View.

La acusación particular de Almunia se basa en cuatro supuestas violaciones cometidas por la agresiva política de Google Inc. En primer lugar, Almunia acusa a Google.com de copiar contenido de la competencia, incluido los comentarios de usuarios y material de páginas webs, y presentarlos en sus resultados de búsqueda como un producto propio, todo ello sin el consentimiento de las personas afectadas autoras de dichos contenidos.

Por otro lado, se le reprocha a Google.com la manera en que ofrece los resultados de búsquedas a los usuarios. En más de una oportunidad se le ha recriminado a Google.com el ubicar en los primeros puestos de estos resultados aquellos contenidos que están relacionados con la compañía o cualquiera de sus servicios, en detrimento de otras empresas o marcas que no respondan a sus intereses.

Además, Almunia le censura a la compañía Google Inc. aquellas restricciones que la política de publicidad de Google Adwords impone a las campañas publicitarias, las cuales impiden que sus empresas contratistas puedan migrar su contenido hacia otras plataformas de la competencia.

Según declaraciones del propio Almunia, se le ha enviado una carta a Eric Schmidt, el presidente de Google Inc., en la que se enumeran estas objeciones; dándosele a la compañía un plazo de unas semanas para que soluciones estos elementos señalados, de lo contrario se procederá a abrir un expediente sancionador que concluirá con esta multa del 10 por ciento de sus ganancias.

Por ahora, la respuesta de Google Inc. ha sido la de colaborar: “No estamos de acuerdo con sus conclusiones, pero estamos dispuestos a discutir todas las inquietudes que pueda tener”, respondió un portavoz de la compañía, argumentando que las cosas han cambiado en Google.com desde que se abrió la investigación en noviembre de 2010.

En el caso particular de las empresas denunciantes, agrupadas en la Iniciativa para un Mercado en Línea Competitivo (ICOMP), han visto con optimismo este cambio de postura de Bruselas a favor de sus reclamos.

 

Enhanced by Zemanta

By