Comercio nuevas tecnologías » Internet » Noticias de última hora » Seguridad informática » Software

Google bajo investigación por espionaje

Marzo 16, 2012

Googleplex seded

El que se crea el cuento de que Google no nos vigila es porque realmente peca de exceso de ingenuidad. Hace mucho tiempo que la compañía Google Inc. dejó de ser un ingenuo buscador de internet para convertirse en el gran recopilador de datos de toda la red, asumiendo en muchos casos políticas de privacidad tan arriesgadas que han rozado el filo de la ilegalidad y, cuando han llegado a los tribunales, han dado un paso atrás y han pedido perdón; pero ya han hecho el daño, aunque la mayoría de las veces han salido ilesos de esos embates jurídicos.

Y ahora los directivos de Google Inc. vuelven otra vez a estar en el ojo del debate público por haber realizado supuestas prácticas de espionaje a los usuarios del navegador Safari desarrollado por la compañía Apple Inc.

Según ha publicado hoy el diario The Wall Street Journal, reguladores de EE.UU y de la Unión Europea han abierto una investigación en la cual se le acusa a la compañía Google Inc. el haber vulnerado el escudo de privacidad de los millones de usuarios que utilizan el buscador Google.com (y sus respectivas extensiones regionales) en el navegador Safari, muy común en el ecosistema de los productos de Apple, ya sean un Mac, iPhone, iPad o un iPod Touch.

Pues bien, resulta que estas investigaciones de las autoridades norteamericanas y europeas se basan en el supuesto hecho, denunciado también por el propio diario The Wall Street Journal, de que los desarrolladores de Googleplex estaban recepcionando información privada de los usuarios a través de una codificación especial del software local que lograba engañar el filtro de seguridad del navegador Safari.

Esta información que recibían los desarrolladores de Google estaba relacionada en lo fundamental con los hábitos de navegación web de cada usuario o del conjunto de ellos.

Tal y como reconoce el artículo del Wall Street Journal, esta investigación contra Google Inc. por parte de los reguladores europeos y los medios federales norteamericanos podría dar pie a un largo proceso judicial en el cual Google, de ser hallado culpable de cometer estas violaciones, pudiera ser multado con una fuerte suma de dinero, la cual estaría rondando los 16.000 dólares diarios por dicha irregularidad. Recuérdese que estamos hablando de millones de usuarios afectados: multipliquen.

En el caso particular de las autoridades federales norteamericanas, representadas en este caso mediante la Comisión Federal de Comercio (FTC), lo que se quiere determinar es si realmente los responsables de la compañía Google Inc. violaron el acuerdo que se firmó el año pasado entre el Gobierno de EE.UU y dicha empresa, mediante el cual los representantes de Googleplex afirmaban que no violarían la política de privacidad de los usuarios.

 Desde la compañía afectada, en este caso Google Inc., se ha dicho que están en la mejor disposición de colaborar con las autoridades, tanto en EE.UU como en Europa. Defendiendo su presunción de inocencia los responsables del buscador Google.com. sostienen que no se habían percatado de que el navegador Safari permitía que algunas cookies se instalaran el dicho navegador y que a su vez recopilaran de información personal de los usuarios.

Sostienen además que estas cookies fueron eliminadas por lo que en estos momentos no debe haber motivo (aparente) de preocupación por parte de los usuarios del navegador Safari.

Pero resulta que en aquél momento la compañía Google Inc. no fue la única empresa que fuera puesta en entredicho por espiar a los usuarios. En la publicación del artículo del Wall Street Journal del pasado mes de febrero se acusó a Google, junto a otras compañías, de rastrear los hábitos de navegación de los usuarios del navegador Safari para luego poder personalizarles el contenido de la publicidad contextual que aparecería en sus páginas webs. O sea, que al parecer era una práctica habitual entre las pirañas de la red.

En fin, que nuestros movimientos siempre correrán el riesgo de ser espiados, si no es por Google.com será por cualquier otra compañía del montón. Al parecer esta es una práctica inevitable.

 

Enhanced by Zemanta

By