Informática » Últimas noticias

Google estrena coche sin conductor este invierno

mayo 16, 2015

Coche de Google

El coche sin conductor desarrollado por la compañía Google podría utilizarse en calles reales este próximo verano.

Después de tres largos años de trabajo intenso, la compañía Google Inc. ha anunciado oficialmente que su proyecto de coche sin conductor ha llegado a su fase más importante: probarlo en las calles reales de las grandes ciudades.

Como bien se ha publicado en el blog oficial de la compañía, Google Official Blog, las primeras pruebas del funcionamiento de su polémico coche sin conductor se realizarán en las calles reales de California, EE.UU., y las mismas comenzarán durante este invierno.

Para esta oportunidad, se informa a los lectores que el coche que se utilizará será una nueva versión del prototipo presentado el año pasado, el cual ha sido diseñado y desarrollado íntegramente por los trabajadores de la compañía Google.

Un detalle importante que se ha anunciado desde las páginas de Google informa que este nuevo prototipo de “coche inteligente”, a pesar de que será conducido de modo automático, lo que podría interpretarse como auto-conducción, tendrá que disponer de los mandos necesarios, y de la presencia de un copiloto, esta vez humano, para que actúe en caso de emergencia.

Según se ha podido conocer, este requisito de conducción es necesario para que estos coches puedan circular entre calles reales, ya que así lo establecen las leyes del Estado de California.

Por otro lado, se ha podido conocer que la velocidad máxima que podrá alcanzar este coche inteligente de Google será de 40 kilómetros por hora.

Tal y como se informa desde la compañía Google, una de las ventajas más significativas de poder utilizar estos “coches inteligentes” es la de poder viajar desde un punto A a un punto B sólo con tocar un botón. En tal sentido, la reducción de accidentes caudados por los errores humanos podría reducirse hasta en un 90 de los casos.

Al parecer, uno de los objetivos que persigue Google con estas primeras pruebas dentro de escenarios reales son las de poder medir las reacciones de las personas ante la presencia de este vehículo, además de poder comprobar sobre la marcha cómo el coche en sí reaccionaría ante los cambios de ruta que surgen cuando se improvisa una conducción real, mucho de ellos provocados por cierres de calles o exceso de tráfico.

By