Internet » Seguridad informática » Últimas noticias

Gemalto acepta que sus servidores fueron hackeados

febrero 25, 2015

Tatrjeta SIM

Una vez que fuera denunciado a través de Internet, Gemalto ha aceptado en un comunicado de prensa que sus servidores fueron hackeados.

Gemalto NV, la empresa especializada en la creación y comercialización de tarjetas SIM para teléfonos móviles, ha hecho pública una nota de prensa en la que ofrece sus conclusiones sobre la investigación a la supuesta piratería y robo de datos vinculados a las “claves de cifrados de las tarjetas SIM”, el cual fue ejecutado, supuestamente, por especialistas informáticos vinculados a las agencias de inteligencia de EE.UU. y el Reino Unido.

 Según este informe, titulado Gemalto presents the findings of its investigations into the alleged hacking of SIM card encryption keys by Britain’s Government Communications Headquarters (GCHQ) and the U.S. National Security Agency (NSA), queda confirmado que los archivos informáticos guardados en los servidores de empresa Gemalto  fueron hackeados entre los años 2010 y 2011, fecha en la que sufrieron varios ataques informáticos; aunque aseguran que la información más sensible no pudo ser robada.

Gemalto nota de prensa

Gemalto nota de prensa

“En los años 2010 y 2011 detectamos dos ataques informáticos particularmente sofisticados, los cuales podrían estar vinculados a esa operación”, declaró la propia empresa Gemalto en su comunicado de prensa.

Sin embargo, a pesar de que en su informe asumen que puede existir una relación entre estos ataques informáticos y la posible intromisión de las autoridades estadounidenses e inglesas, a través de sus respectivas agencias nacionales de espionaje (NSA y GCHQ), no se van a presentar cargos judiciales.

Pero lo cierto es que a pesar de esta afirmación oficial en la que se sostiene que no se han podido robar los datos más sensibles de estas tarjetas SIM, existe cierta duda en la comunidad online; sobre todo después de que The Intercept, web que destapó este escándalo, afirmase que tanto la NSA como la GCHQ sí lograron acceder a dicha información; y de este modo, se pudieron sustraer archivos que contenían códigos que permiten controlar grandes cantidades de tarjetas SIM.

Por lo tanto, aunque reconozcan o no la existencia de este robo, lo cierto es que una vez más se confirma la actividad de espionaje de estas agencias gubernamentales, quedando así demostrada que toda la información que circula por Internet es sensible de ser monitoreada y registrada.

No hay nada seguro en la red.

By