Guerra virtual: Corea del Norte se queda sin Internet

Los usuarios de Internet en Corea del Norte sufrieron un corte en su servicio durante un período de tiempo de unas 10 horas.

Todo parece indicar que este fin de año se va a convertir en el nuevo escenario para el desarrollo de una guerra virtual; evento que recordará los pasados años de la Guerra Fría: EE.UU. contra Corea del Norte, un país capitalista contra otro país comunista.

Y precisamente, en medio de amenazas y hechos, sobre todo después de que un grupo de hackers, al parecer vinculados al régimen de Corea del Norte, atacara los servidores de la compañía productora y distribuidora de cine, Sony Pictures Entertainment, ha sido ahora el propio país asiático el que se ha quedado sin conexión a Internet.

En el día de ayer, las autoridades estadounidenses habían respondido de modo negativo a las exigencias de Corea del Norte, país que había propuesto colaborar en una investigación conjunta para que se esclareciera el ataque virtual que sufriera la compañía Sony, el cual concluyó con el robo de documentación interna de la empresa, además de material fílmico sin estrenar.

Esta solicitud de colaboración promovida por el régimen de Pyongyang venía acompañada de ciertas amenazas que, en el caso de que EE.UU. se negara a colaborar, podría verse perjudicado en su seguridad nacional, aunque nunca se aclaró de qué manera.

Pues bien, ante tales amenazas, al parecer el Gobierno de Barack Obama ha querido responder con total contundencia, de ahí que los usuarios de Internet en Corea del Norte hayan tenido que ver como su servicio ha quedado interrumpido, de manera general, por lo menos durante un período de tiempo de unas 10 horas.

Internet Corea del Norte copia

La confirmación de este hecho aparece registrado en el informe Someone Disconnects North Korea, Who?,  elaborado por Dyn Research, una empresa que se ha especializado en monitorear el funcionamiento global de Internet; quedando demostrado de este modo que el tráfico de datos hacia Corea del Norte se vio interrumpido en el día de ayer, logrando restablecerse en las primeras horas de la mañana del martes, hora local.

Aunque EE.UU. no lo ha querido reconocer abiertamente, resulta llamativo observar que este apagón virtual en Corea del Norte tuvo lugar unas 72 horas después de que el propio presidente Barack Obama, hiciera unas declaraciones en las que había prometido una respuesta proporcionada al ataque informático que sufriera la compañía Sony Pictures.

Sin embargo, desde la Casa Blanca se han querido desmarcar de este incidente, sin que se haya ofrecido información detallada a los medios de prensa sobre este suceso en Corea del Norte.

Desde el propio Departamento de Estado, ha sido su portavoz Marie Harf quien ha declarado a la agencia Reuters que no se van a discutir públicamente los “detalles operativos sobre las posibles opciones de respuesta o comentar sobre ese tipo de informaciones más allá de decir que mientras implementamos nuestras respuestas algunas se verán, y otras puede que no se vean».

En fin, que esta guerra dentro del nuevo campo de batalla que es Internet, apenas acaba de comenzar. La ficción ha terminado siendo realidad.