Comercio nuevas tecnologías » Internet » Noticias de última hora

Contenido en streaming: ¿Ha llegado el fin de la televisión por cable en EE.UU?

Abril 7, 2012

Ordenan en Francia el bloqueo de 16 portales webs

Probablemente sí, en estos momentos el contenido en streaming parece que está tumbando el consumo tradicional de la televisión por cable en EE.UU, país de referencia del mercado tecnológico mundial. A estas conclusiones han llegado después de leer el informe The Battle for the North American Couch Potato: Online and Traditional TV and Movie Distribution  elaborado por el grupo canadiense de investigación Convergence Consulting, el cual fuera publicado esta semana.

Según los datos ofrecidos por este informe que ha estudiado los hábitos de consumo del material audiovisual tanto en la televisión por cable como el contenido en streaming (que se puede ver directamente desde internet sin necesidad de descarga), se ha podido llegar a la conclusión de que los hábitos de los consumidores norteamericanos se están modificando y cada día, y hay una tendencia más pronunciada hacia el consumo de películas y series en internet en streaming,  todo ello a partir del pago de una tarifa plana en los portales webs que ofrecen este servicio, en este caso Netflix, Hulu, Amazon o Apple TV.

Tal y como se publicara en este informe de Convergence Consulting, más de un millón de personas abonadas a las empresas de televisión por cable o satélite cancelaron sus cuentas para pasarse a consumir contenido en streaming y, lo peor del asunto, es que se espera que a esta nueva tendencia del mercado se sumen unos tres millones de usuarios más.

La verdad es que la diferencia económica entre un servicio y otro es notable; mientras un usuario de televisión por cable o satélite paga unos 74 dólares mensuales, en las plataformas de contenido en streaming como Netflix que ofrece un amplio catálogo de de películas y series en online por tan sólo 21,7 dólares al mes: en otras palabras la diferencia es de unos 52,3 dólares al mes; y si a todo ello le sumamos la comodidad de ver el contenido cuando uno realmente lo desea y no cuando se programa por parrilla, pues el atractivo es mucho mayor.

Bajo estas perspectivas, las plataformas como Netflix, Hulu o Amazon que ofrecen sus contenidos en streaming, y a un precio muy económico, se han convertido en una gran fuente de atracción para los usuarios, al extremo de estar modificando los hábitos de consumo de la televisión por cable y satélite en EE.UU, significando para estos últimos una considerable pérdida de sus respectivas cuotas de mercado.

Sin embargo, este tipo de negocio que ofrece contenidos en streaming a un precio muy bajo es beneficioso para los usuarios que lo consumen, pero no así para las compañías o empresas que lo ofrecen. Como se publicara en este informe, el coste de los derechos por transmitir estos contenidos (tanto películas como series) crece cada día más, lo cual entra en contradicción con el bajo precio con que se ofrece este tipo de contenido en streaming. Un dato que ilustra esta tendencia está relacionado con la deuda de Netflix, la cual debía en 2010 unos mil millones de dólares en concepto de derechos de autor, una cifra que pudiera crecer hasta los 3.900 millones para finales de este año.

Pero a todo ello hay que añadirle un nuevo factor de competencia que llega desde las mismas compañías de televisión por cable, las cuales se han ido adaptando a los nuevos tiempos y están ofreciendo contenido en streaming similares a precios competitivos desde sus propias plataformas online. En tal sentido la compañía Comcast, líder de la televisión por cable en EE.UU, ya ofrece a sus más de 23 millones de usuarios un servicio de películas y series en streaming al que le han llamado Streampix, el cual tiene la intención de expandirse más allá de sus propios suscriptores.

Otra empresa de televisión por cable que también piensa actualizar su servicio en streaming es Verizon, la cual abrirá una web similar de contenido en streaming a las que ya existen en el mercado a un precio inferior al que ofrece actualmente Netflix.  ¿Y quiénes salen ganando con toda esta revolución en el consumo de de películas y series en streaming? Evidentemente, los usuarios. Ya sea desde las compañías tradicionales o las nuevas plataformas que se van creando en el mercado online, lo cierto es que por una parte los precios del consumo de estos contenidos van bajando y, lo más importante, el consumo del material se hace justo cuando uno lo desea y no cuando te lo programas desde una compañía externa.

Recuerda, también puedes seguirnos en Twitter: @dtecncom. Gracias.

 

Enhanced by Zemanta

By