Comercio nuevas tecnologías » Internet » Noticias de última hora » Seguridad informática

La computación en nube permite reducir las emisiones de carbono

noviembre 10, 2011

Clud Computing

El uso del cloud computing, computación en nube o datos en nube, podría facilitar la reducción de las emisiones de carbono a la atmósfera hasta un 50 por ciento, a la vez que permitiría aumentar significativamente la eficiencia del uso energético por parte de las empresas que hagan uso de este servicio online.

Según un informe elaborado por firma independiente Verdantix y patrocinado por AT & T para la Universidad de Yale, el hecho de migrar la información desde los grandes centros de datos de las empresas a los servidores externos que existen en internet, permitiría reducir el daño al medio ambiente ya que las emisiones de carbono disminuirían considerablemente. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores al frente de este programa realizaron un estudio en empresas ubicadas tanto en el Reino Unido y Francia, como en Estados Unidos, las cuales han llevado utilizando los servicios de computación en nube durante un período de tiempo que supera los dos años.

Este informe del que se hace eco la agencia de prensa Reuters, se refiere además a parte de un estudio realizado por Carbon Disclosure Project en el que se predice que para el año 2020, las empresas de Estados Unidos que logren ingresos anuales de más de un billón de dólares podrán llegar a ahorrar hasta 12,3 millones de dólares sólo en gastos de energía, a la vez que contribuirían a la mejora del medio ambiente reduciendo las emisiones de carbono equivalentes a 200 millones de barriles de petróleo por año.

Por otra parte, el informe reconoce que cambiar estos hábitos de almacenamiento de datos de las grandes empresas hacia el modelo de computación en nube, en el cual los datos de la entidad se almacenan, manejan y procesan ​​en servidores externos, permitiría a las mismas empresas ahorrar recursos financieros en la compra de software y hardware necesarios para poner a funcionar sus propios centros de datos, dotándolas a la vez de mayor flexibilidad y eficiencia en la tarea de gestión de la información interna.

Desde el punto de vista energético, y de cara al ahorro de dinero, este nuevo servicio de computación en nube resulta una actividad verdaderamente beneficiosa; no obstante, en estos momentos existen muchos temores en confiarle la información secreta de la empresa a terceros, temor éste que se fundamenta en dos cuestiones básicas: la primera tiene que ver con la fiabilidad del servicio en sí, ya que una caída de la red, quizá motivado por la falta de electricidad, por ejemplo, podría causar grandes daños.

El segundo elemento que haría dudar a muchas empresas tiene que ver con el tema de la seguridad online, en estos casos muchos de los centros que utilicen la computación en nube estarían expuestos a posibles vulnerabilidades en el sistema que permitirían la acción de intrusos (hackers) que en un determinado momento podrían hacerse con la información clasificada de la empresa.

Pero bueno, por el momento estamos en fase de creación y corrección de errores en el servicio de la computación en nube, con lo cual los venideros años serán de los de consolidación de esta nueva industria, hecho éste que implicará una mejora tanto en la calidad y estabilidad del servicio, como en los niveles de seguridad y protocolos de protección. Lo que sí queda demostrado es que este servicio contribuye a conservar el medio ambiente y a mejorar la calidad de vida, más allá de sus otras bondades empresariales.

By