Comercio nuevas tecnologías » Internet » Noticias de última hora » Redes sociales » Seguridad informática

¿Qué ha ocurrido en el mundo online después del cierre de Megaupload?

Febrero 12, 2012

Informe del FBI cierre Megaupload

El pasado 18 de enero se produjo de manera inesperada el cierre del mayor portal de descargas de archivos de internet, Megaupload, lo cual influyó en el tráfico de datos de toda la red a escala global. Pues bien, supuestamente este cierre de Megaupload debería implicar una fuerte caída en el tráfico de archivos y sus respectivas descargas; y realmente fue así, por lo menos las primeras semanas después del cierre de Megaupload, pero luego la situación cambió.

Según se ha publicado el blog Deep Field Networks, el tráfico de archivos generado por Megaupload representa del 30 al 40 por ciento del tráfico global de archivos descargados desde internet. Pues bien, en el espacio de una hora después del cierre de Megaupload, todo el tráfico de internet se desplomó en un 03,02 por ciento. Según la nota oficial publicada por el FBI, Megaupload tenía más de 150 millones de usuarios registrados y más de 50 millones de visitantes diarios.

Sin embargo, pasadas las primeras semanas de que se produjera este cierre de Megaupload, la arquitectura global del tráfico online y de intercambio de archivos ha cambiado considerablemente: internet es un cuerpo vivo, por lo tanto el movimiento y flujo de sus datos se mueve en una dirección u otra en dependencia de ciertos y determinados escenarios que así lo configuran.

Y en el caso de las descargas, ¿qué ha pasado con ese tráfico global que entraba y salía diariamente de Megaupload, subiéndose y bajándose archivos? Desde esta misma web, Deep Field Networks, nos ofrecen sus conclusiones: el intercambio de archivos no ha desaparecido, y mucho menos ha disminuido a escala global; lo que ha ocurrido es que se han mudado de continente los servidores que se encuentran los archivos alojados.

Ese es el motivo por el cual el actual proceso de intercambios de archivos se ha hecho menos eficiente. En lugar de generarse tráfico de descargas desde territorio de EE.UU este viene ahora desde Europa, a través de vínculos y servidores más caros.

Si en un primer momento se produjo un cierre masivo de algunos de los antiguos servidores que antes prestaban este tipo de servicios a la par de Megaupload, ese es el caso de FileSonic, Putlocker, RapidShare y Vidoezer entre otros; ahora, pese este escenario de temor y autocensura de algunas de estas webs, muchos usuarios de Megaupload han emigrado hacia RapidShare, zShare, Hotfile y Mediafire.

Por tanto, la estadísticas demuestran que esta lucha por contener las descargas ilegales tiene muchos frentes y, lo más importante de todo: internet es líquida, una red múltiple en la que interfieren muchos países y muchas políticas y que, al igual que ocurre con Anonymous, intentar esclavizarla desde un solo centro de poder va a ser extremadamente difícil.

El cierre de Megaupload no ha significado una disminución en las cifras globales de archivos descargados, sino una mutación en la manera en que hasta ahora se había venido realizando. En otras palabras, cierras una puerta y se abren diez.

Observen cómo era el tráfico global de descargas el 18 de enero, justo antes de que se cerrara Megaupload.

Tráfico global de intercambios de archivos antes del cierre de Megaupload

Observen ahora cómo se modificaba ese tráfico el día posterior al cierre de Megaupload.

Tráfico global de intercambios de archivos después del cierre de Megaupload

.


By